Hoy en día, tener presencia en los canales digitales es imprescindible para ser visibles ante las compañías que buscan talento y que éstas sean capaces de entender tu trayectoria, especialización y perfil para valorar el encaje en la organización y en la necesidad del momento.

En términos de presencia digital en el ámbito profesional LinkedIn es, sin duda, uno de los players más importantes en un mercado creciente. Cada vez es mayor el número de personas que lo utiliza para buscar empleo tanto de forma activa como pasiva (abiertos a escuchar nuevas oportunidades) y cada vez son más las empresas que recurren a esta plataforma para llegar al candidato/a ideal.

En este sentido y, como Headhunter especializado en perfiles tecnológicos, digitales e innovadores, nos gustaría compartir con vosotros algunos tips que, según nuestra experiencia, os ayudarán a ganar visibilidad en esta red.

En primer lugar, acabemos con el mito del “CV en una página”. LinkedIn no es un CV y, al ser digital, no gastamos papel por lo que, por favor, seamos claros en nuestro perfil profesional y detallemos nuestra experiencia y funciones.

Dicho esto, ¿cómo buscamos los Headhunters y las empresas a través de LinkedIn?

No hay una única forma de buscar y seguro que nuestros compañeros del sector y otras compañías podrán aportar más ideas. No obstante, vamos a intentar ser concisos y trasladaros nuestra “cara de la moneda”.

    1. A través de ofertas de empleo:

Sí. Revisamos todas y cada una de las ofertas que publicamos y vemos cada perfil en detalle con el fin de buscar aquellos que encajen. Sin duda, es una vía clave para llegar a los empleadores, pero no la única.

Muchos/as de vosotros/as os habréis inscrito a ofertas y finalmente no habéis avanzado en el proceso. No os preocupéis. Por nuestra parte, siempre guardamos aquellos perfiles interesantes para futuros procesos en los que podáis encajar mejor.

En este sentido, como recomendación y para que vuestro perfil “gane” credibilidad: inscribíos a ofertas en las que realmente encajéis. Tratamos de ser rigurosos con los requisitos y, aunque en ocasiones no podemos cumplir el 100% de los mismos, tratemos de que sea un 80%, dejando de lado los menos importantes. De esta forma, nosotros como Headhunter o el cliente en su caso, verá que tus inscripciones siguen una coherencia y que tienes claro en qué puedes aportar valor y cuál quieres que sea tu siguiente paso.

    1.     Búsqueda directa:

Otros muchos de vosotros habréis recibido llamadas y mensajes por parte de The Valley Talent, de otros compañeros del sector o de empresas, interesados en vuestro perfil para una vacante concreta. ¿Cómo os encontramos?

La forma habitual es a través de una búsqueda directa: palabras clave. De igual manera que los sites se posicionan en Google a través del SEO, los candidatos se posicionan en LinkedIn también con palabras clave que reflejen y representen nuestras funciones y áreas de especialización.

No se trata de sobrecargar nuestro perfil con hashtags y términos generalistas que nos hagan tener visibilidad si estos términos que incluimos no van en línea con nuestra área de especialización y nuestra experiencia. Por tanto, sed selectivos.

¿Qué partes de nuestro perfil son las que más visibilidad nos aportan?

El título, ese que aparece debajo de tu nombre en la parte superior de tu perfil. Volviendo a lo anterior, seamos selectivos. No podemos saber de todo. En caso de ser un/a director/a de Marketing Digital, pongamos, por ejemplo, “Director/a de Marketing Digital” o “Digital Marketing Director”.

No saturemos el título con “#transformation #changer #speaker #digitalmarketing” porque sólo nos penalizará.

Para eso tenemos el resto del cuerpo de nuestro perfil con cada una de las experiencias en cada compañía y en cada rol.

Después del título, LinkedIn nos da la opción de añadir un extracto de nuestra experiencia. Desde nuestro punto de vista, es una buena forma de destacar, en pocas líneas, nuestra trayectoria profesional así como aquello en lo que nos queremos enfocar. Se trata de que sea un resumen, no lo mismo que detallaremos a continuación.

Experiencia. Aquí es donde nos podemos explayar. En este apartado es donde añadiremos todas las funciones que estemos desempeñando y hayamos desempeñado en el pasado y, aquí, es donde incluiremos más keywords o palabras clave. Por ejemplo, si eres responsable de performance, podrías incluir funciones como:

    • Diseño y supervisión de la estrategia de captación/adquisición (una de las dos) de usuarios/Clientes.
    • Gestión y planificación del presupuesto para las diferentes campañas.
    • Análisis continuo del funnel de conversión y optimización del CPA.
    • Gestión de equipo
    • …etc.

Esto es sólo un ejemplo. No todos/as los/as responsables de performance tendrán las mismas funciones, como es lógico, y dependerá mucho de la compañía. No obstante, es un ejemplo visual para que se entienda a qué nos referimos con palabras clave.

Asimismo, LinkedIn incluye un apartado de referencias de otros compañeros, jefes o miembros de tu equipo. Es una buena herramienta para adelantar referencias que, si has participado en algún proceso con nosotros, sabrás que es un paso clave en la fase final del mismo. Se trata de que sean referencias coherentes, de personas con las que hayas trabajado o coincidido en algún proyecto. Todos nuestros amigos nos tienen mucho cariño, pero se trata de que sea alguien que ha compartido una etapa profesional contigo, desde una perspectiva u otra. 

Por último pero no menos importante: los idiomas. Se valora muy positivamente que una persona tenga dominio de otra lengua, especialmente para compañías multinacionales. LinkedIn permite filtrar a los candidatos/as por los niveles de idiomas por lo que, si hablas más de uno, inclúyelos y especifica tu nivel, eso hará que llegues a muchas más personas.

Asimismo, existe la opción de tener tu perfil de LinkedIn en diferentes idiomas, esto permitirá ampliar el scope de búsqueda y podrán llegar a ti reclutadores y empresas de diferentes países.

Estas son las dos vías principales de búsqueda a través de LinkedIn que, como decía, no siempre tienes que estar buscando un cambio para que te llegue una gran oportunidad 🙂

 

María Monge

Directora en The Valley Talent 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *