Federico Flórez es Chief Information and Innovation Officer y Miembro del Comité de Dirección de Ferrovial desde 2008. Estudió Ingeniería Naval y cuenta con un Máster en Dirección de Empresas y Dirección de Informática. Completó su formación con programas de alta dirección en IESE e INSEAD. Además, se ha diplomado en diferentes cursos de alta dirección en Harvard, MIT y Cranfield.

Actualmente es también Miembro del Consejo de Administración y Presidente de la Comisión Mixta de Auditoría y Riesgos de Banco Inversis; Miembro del Comité Asesor de CIO Executive, Oracle, IDC; Presidente de Cionet y Miembro del Comité del South Summit. Previamente ha sido Presidente de la Junta Asesora de Ametic y ha desarrollado su carrera siempre en áreas de tecnología e innovación, en entornos multinacionales y sectores diversos como IBM, Alcatel, Telefónica o Banco de España. Además, ha sido galardonado con numerosos premios por su gran labor e implicación. 

Desde Ferrovial, ¿Cómo os habéis adaptado al teletrabajo y cuál ha sido la evolución desde el inicio del confinamiento hasta ahora? ¿Era algo que ya hacíais antes?

En Ferrovial disponemos de centros ubicados en diferentes localizaciones y equipos trabajando en remoto, por lo que antes de esta situación ya teníamos muchas de nuestras reuniones a través de videoconferencia. Por ello, ya contábamos con las herramientas necesarias para poder llevarlas a cabo. Es cierto que se han multiplicado en estos meses y que ha habido que realizar una gestión de sistemas más en detalle. Pero, al no cambiarlas y al conocerlas los usuarios ya con anterioridad, no hemos sufrido ningún impacto.

El verdadero impacto del teletrabajo ha estado en enviar a todos los empleados de oficina a casa y que no todo el mundo disponía de un ordenador portátil corporativo. Lo primero que hemos hecho ha sido dotar de más hardware a la organización, así como de herramientas para que ellos, desde sus casas con sus propios medios, pudieran desarrollar su actividad con normalidad. Es cierto que, debido a la situación, ha habido que potenciar los recursos tanto en software como en capacidad de conexión de datos y de redes, pero, afortunadamente, nuestros sistemas y redes sí estaban preparados para que todos tuvieran acceso desde sus hogares. Por ello, como decía, ha sido más un tema logístico de facilitar portátiles y adecuar los puestos y, para Ferrovial esta situación no ha supuesto una gran transformación desde el punto de vista tecnológico porque ya era algo que hacíamos de manera habitual. Todo esto se refiere al personal que trabaja en oficinas, el verdadero impacto negativo se ha sufrido en las operaciones de negocio. 

¿Cuál es la clave para, desde tu punto de vista, gestionar los equipos a distancia con éxito?

Desde el punto de vista de la tecnología, lo primero de todo es contar con las redes y los sistemas que permitan hacerlo que, aunque es algo que parezca obvio, no lo es ya que tener conectada al 100% de la plantilla puede provocar una sobrecarga de redes, los sistemas pueden no estar tan preparados, etc. No se puede permitir que el performance del uso de aplicaciones de sistemas sea inferior al anterior porque la productividad de los usuarios disminuiría. Lo que se tiene que conseguir es que se pueda trabajar de la misma manera que lo hacían desde la oficina.

Otro tema muy importante y que, desde Ferrovial, se tiene especial cuidado es la seguridad informática. Tener a toda la compañía teletrabajando y entrando desde equipos no corporativos a la corporación (aunque sea forma segura) es un riesgo. En Ferrovial, solo se permite trabajar de manera profesional con el uso de herramientas de teletrabajo que tengan una relación de ciberseguridad informática detrás para que la gente trabaje igual o de manera más segura que desde la oficina. Por ello, se necesita que las herramientas que utilizan sean incluso más seguras que de las que se dispone de manera interna.

Otro punto clave de gestionar los equipos a distancia con éxito es ayudar a las personas a adaptarse a esta nueva forma de trabajar y esto es un tema más social que debe ir acompañado de una muy buena comunicación interna. Hay que decir a las personas de una manera muy amigable cómo tienen que trabajar y tiene que ir muy detallado para que puedan hacerlo correctamente. En mi opinión, el teletrabajo debe ser más agradable, con un tono más educado y con un componente social más intenso que el face to face porque, si no, pierdes el contacto con las personas. Iniciar una reunión preguntado cómo estás, no es solo necesario sino conveniente. Por lo que, desde mi punto de vista, otro punto importante debe de ser lo social.

Para conseguir todo esto, desde Ferrovial hemos reforzado y hemos dedicado muchos esfuerzos a la comunicación interna, a qué noticias sacamos o a cómo comunicamos. También se ha reducido el tiempo de resolución de incidencias, ya que, desde mi punto de vista, la respuesta ante cualquier problema en una situación como esta debe ser mucho más ágil. Para que esto se dé, se deben reforzar los equipos de soporte, para que la persona que está contactando se sienta bien atendida, integrada en la compañía, etc. Estas tareas más de detalle son muy importantes en la actual situación.

¿En qué áreas os apoyáis principalmente para sobrellevar esta situación?

Como indicaba en la pregunta anterior, principalmente tres áreas, por un lado, la parte tecnológica y por otro, la de seguridad sistemas y la comunicación interna.

¿Qué porcentaje de tiempo consideras que se trabajará en remoto a partir de ahora?

Aventurarse a dar una cifra concreta es complicado, pero estoy seguro de que va a ser muy superior, al menos un 30%. A partir de ahora, las políticas de teletrabajo se van a imponer en todas las empresas y los viajes y las reuniones presenciales van a pasar a un segundo plano. Todo esto va a tener un impacto muy positivo ya que la sociedad demanda políticas de conciliación laboral y medidas de flexibilidad, y esta situación lo va a facilitar demostrando que es viable. En definitiva, en mi opinión, creo que el trabajo en remoto va a aumentar mucho y no solo eso, es que debe de hacerlo porque se ha demostrado que se puede hacer y que técnicamente es posible, especialmente para todo el personal de back office u oficina.

¿En qué perfiles os habéis apoyado para sobrellevar esta situación? ¿Crees que van a surgir nuevos perfiles? En el caso de que sea afirmativo, ¿cuáles?

Nos hemos apoyado especialmente en perfiles de seguridad informática y de hecho, hemos tenido que reforzarlos. También en perfiles de comunicación y en perfiles muy técnicos, que han permitido el aumento las capacidades del soporte de tecnología. Y también, gracias a ellos, la respuesta y la atención ha sido mucho mejor.

Lo que sí creo, es que no van a surgir nuevos perfiles a raíz de esto, sino que creo que se van a potenciar algunas habilidades de los perfiles que ya conocemos, así como los recursos. En Ferrovial, al menos, no hemos requerido ni creado nuevos perfiles para esta forma de operar.

Sin embargo, desde mi punto de vista, la carrera del CISO y lo que rodea a este rol, es algo que se va a realzar mucho en los próximos años.

Sabemos que, en los últimos años habéis estado inmersos en un proceso de cambio digital, ¿Os ha ayudado esto a una mejor gestión de la situación que estamos viviendo?

Sí, sin lugar a duda, el estado del que tú partas es fundamental. Si tu estado de digitalización es muy bajo y tu componente de seguridad informática no está a un buen nivel, supone un gran problema. Afortunadamente y, desde mi punto de vista, creo que las empresas del IBEX 35 estaban preparadas para en poco tiempo superar una situación de trabajo como esta, desde el punto de vista del teletrabajo.

Lo que se debe hacer ahora es un análisis de cómo ha funcionado todo y ver el grado de digitalización de las compañías.

¿Qué consejos podrías dar a una compañía que se encuentra en situación de transformación aún incipiente?

La transformación digital es esencial para cualquier compañía porque genera eficiencia y productividad. Para ello hay que dotar a las empresas de herramientas con las que los trabajadores se sientan a gusto y saquen partido de sus funciones y trabajen mejor.

La digitalización crea nuevas oportunidades de negocio y, si no estás preparado para ello, puedes tener amenazas a tu negocio, incluso en los negocios más tradicionales.

La digitalización es fundamental e imprescindible para poder competir en el futuro y para poder buscar nuevas oportunidades. Esta situación ha hecho reforzar la opinión de los Consejeros Delegados y Presidentes de las compañías de que ante un momento como este es necesario tener un nivel de digitalización alto.

¿Qué es lo que has aprendido recientemente?

En primer lugar, que debemos ser mucho más flexibles que antes, dado que nos tenemos que adaptar a situaciones muy extremas en muy poco tiempo. También, que debemos tener más capacidades de comunicación. Hay que ser capaces de transmitir por una pantalla lo que solemos transmitir face to face. Por ello, hay que ser más sociables en el sentido de crear más empatía con la persona que tienes al otro lado de la pantalla.

En segundo lugar, que la percepción de los sistemas ha mejorado ya que se ha demostrado que funcionan y que son necesarios para poder gestionar la operación de la compañía. Gracias a ellos, las empresas han podido continuar trabajando y, por fin, a la tecnología se le ha dado el papel, el protagonismo y la importancia que merecía. Esto es algo positivo porque se la ha puesto en valor y se ha visto que es necesaria. Si bien es cierto que habría que hacer un análisis dentro de unos meses para medir la efectividad del uso de la misma, para conocer si ha provocado un aumento de la productividad porque de esta manera se evitarán desplazamientos, viajes, etc.

Por último, que el ser humano ante este tipo de situaciones saca lo mejor de sí mismo y que la sociedad reacciona de una manera muy rápida ante situaciones como esta. Muestra de ello es el movimiento social que ha surgido alrededor de todo esto y del que también Ferrovial ha sido partícipe. Hemos participado en varios proyectos de manera altruista que no tienen nada que ver con la actividad de la compañía, ayudando a la sociedad con nuestro pequeño grano de arena.

¿Qué skills debe tener un CIO en la actualidad?

Desde mi punto de vista, un CIO tiene que tener los mismos skills que hasta ahora, pero potenciando mucho los de comunicación. Esto es un tema que nos debe obsesionar a los CIOs y que debemos cuidar para proporcionar transparencia, comunicarnos mejor y que, de esta manera, las personas entiendan mejor lo que queremos transmitir. Definitivamente, si se impone de manera generalizada el teletrabajo, el CIO se va a tener que comunicar mejor.

¿Qué conclusiones positivas, en la medida de lo posible, sacarías de esta situación?

Aunque ya las hemos ido viendo a lo largo del a entrevista, en primer lugar, diría que con esta situación se ha podido ver que el ser humano está preparado para adaptarse a situaciones extremas de una manera muy rápida.

En segundo lugar, que la tecnología se puesto en valor y que se le ha dado el protagonismo y la importancia que merecía. Además, también se ha demostrado que es una palanca de negocio en las compañías.

Y, por último, resaltaría la solidaridad de la sociedad. Esta situación ha sacado lo mejor de las personas, y no solo eso, también hemos podido ver que reacciona de una manera ágil ante adversidades como la vivida.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *