Oscar Caballero, Chief Data Officer en Orange, estudió Ingeniería Superior de Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Madrid. Además, completó su formación diplomandose en Ciencias Empresariales por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Antes de ser Chief Data Officer en Orange, Oscar, ocupó los siguientes cargos dentro de la compañía: Fixed Operations Director, Mobile Customer Operations Director y Director de Transformación Digital. Previamente, trabajó en otras empresas de telecomunicaciones donde ocupó diferentes posiciones. 

Se considera una persona optimista y lo que más le gusta es trabajar con gente y disfrutarlo con buen humor. Le gusta colaborar con la actual revolución digital donde la inteligencia artificial, el big data y todas sus derivadas están transformando la sociedad y la forma de hacer. Se considera un apasionado de la analítica avanzada y de los datos.

En Orange, ¿Cómo os habéis adaptado al teletrabajo y cuál ha sido la evolución desde el inicio del confinamiento hasta ahora? ¿Era algo que ya hacíais antes?

En Orange, ha sido una adaptación fulgurante; de un día para otro nos hemos puesto toda la compañía a teletrabajar y realmente, a pesar de que algunos de mis compañeros han vivido situaciones difíciles, la dinámica y productividad de la compañía está siendo impresionante. Hemos tenido una capacidad de adaptación asombrosa.

Antes teletrabajábamos un día a la semana, pero era una dinámica muy diferente a la actual. Las personas que teletrabajaban en una reunión eran una excepción y ahora es algo totalmente generalizado.

¿Cuál es la clave para, desde tu punto de vista, gestionar los equipos a distancia con éxito?

Creo que un buen líder lo es independientemente de la distancia. La clave es estar cerca de las personas, pero para eso no es imprescindible estar físicamente. Muchas veces estamos físicamente al lado de alguien, pero no estamos cerca de él, no somos cercanos.

Mis compañeros, los datafreaks de Orange, hemos estado muy muy muy cerca en todo este tiempo, con multitud de dinámicas más y menos relacionadas con el trabajo pero que nos han permitido seguir incluso más cerca que antes.

¿Qué porcentaje de tiempo consideras que se trabajará en remoto a partir de ahora?

A mí me gustaría que fuera el 90% y que las reuniones presenciales fueran excepcionales, para brainstorming, workshops, ciertas reuniones específicas, pero el día día debe ser remoto. Permite una conciliación brutalmente mayor y es más respetuoso con el medio ambiente.

¿En qué áreas y  perfiles os habéis apoyado para sobrellevar esta situación? ¿Crees que van a surgir nuevos perfiles? En el caso de que sea afirmativo, ¿cuáles?

Dentro de la compañía han apoyado todas las áreas de servicios internos, tanto de infraestructura y servicios informáticos como de personas y de todo tipo de recursos internos.

No te sé contestar muy bien a qué nuevos perfiles van a surgir, pero creo que esta situación va a potenciar la digitalización drásticamente, con lo que todos los perfiles relacionados con el mundo digital, los datos y la inteligencia artificial van a ser los beneficiados.

¿Qué consejos podrías dar a una compañía que se encuentran en situación de transformación aún incipiente?

Esto lo explico a menudo en mis clases en The Valley, hay que saber dónde está la compañía en el camino de la transformación, después trazar un plan ambicioso a 3-4 años y ejecutarlo con los recursos suficientes y el apoyo de la dirección de la compañía.

¿Qué es lo que has aprendido recientemente?

Que es muy importante estar bien preparado para los cisnes negros. Es algo que no se puede subestimar y el anticipar estas situaciones y decidir sobre ellas con antelación, no se debe pasar por alto.

¿Qué skills debe tener un Chief Data Officer en la actualidad?

Un conocimiento muy bueno de su negocio, background técnico y gran capacidad de negociación y persuasión. Lo necesario para asegurar que no sólo se construye un equipo humano y una infraestructura técnica para transformar a la compañía sino que se asegura que todas las áreas de la compañía realizan esta transformación.

¿Qué conclusiones positivas, en la medida de lo posible, sacarías de esta situación?

Muchas cosas positivas, dentro como bien decís de lo posible. Destaco la capacidad que tenemos las personas para cambiar cuando no hay opción de no cambiar. Nos centramos más en cambiar y menos en buscar razones para no hacerlo. Y descubrimos que somos buenísimos en ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *